En los Estados Unidos, el cotillón terminó convirtiéndose en un especie de entrenamiento donde tanto adultos como niños aprenden modales así como unas reglas de comportamiento social, todo ello en un contexto de baile formal.
Read more